Alfonso Rojo: “Abandonen toda esperanza, la UE no acudirá al rescate y España depende de nosotros”

hace 3 meses
Seguro que muchos de ustedes, sobre todo los de mi quinta, los del Bachillerato Antiguo y clases hasta los sábados por la mañana, se acordarán de la frase, que según el divino Dante, está escrita en la puerta del infierno: “Abandona toda esperanza si entras aquí”.
¿Por qué les cuento esto?
Pues porque hay un montón de gente, incluyendo periodistas y políticos, que se aferra como a un clavo ardiendo a la ilusión de que la Unión Europea acudirá al rescate e impedirá al final que el socialista Sánchez acabe con la separación de poderes y la igualdad entre los españoles, a cambio de los siete votos con los que los separatistas catalanes le autorizan a seguir de ‘okupa’ en la Moncloa.
Abandonen toda esperanza. Nuestro futuro, lo que seremos, la configuración de España como Nación y nuestras libertades, sólo dependen de nosotros y de lo que hagamos en su defensa.
Feijóo se reunió este martes con los corresponsales extranjeros y además de explicar lo que está en juego, les entregó un dossier con los pronunciamientos de asociaciones judiciales, fiscales, abogados y otros colectivos contra la ilegal amnistía.
Me parece una iniciativa encomiable, porque es importante hacer al mundo consciente de que crece la rebelión civil, contra los excesos de un Gobierno que pervierte las reglas democráticas.
Lo que dudo es que tenga efectos prácticos inmediatos. Y no sólo por la censura impuesta desde el Ministerio de Exteriores a todas nuestras embajadas, o por la presencia de considerables merluzos entre los periodistas extranjeros, entre los que Raphael Minder, uno de los de The New York Times, destaca por su condición de tonto con balcones a la calle.
El problema es Bruselas y la vagancia, pasividad y miopía de buena parte de los 705 eurodiputados, aunada con la inercia y la obsesión por lo ‘políticamente correcto’ de los burócratas instalados en sus órganos directivos.
Aunque no se debe pasar por alto que el golpista Puigdemont tiene acta de eurodiputado y hasta figura como suplente en la Comisión de Libertades Civiles y Justicia, la realidad es que el Grupo Popular tiene mayoría en el Parlamento Europeo y la presidencia de la Comisión está en manos de Úrsula von der Leyen, miembro de la conservadora CDU alemana.
Con ese panorama, los lógico sería que la UE dejase de chalanear con el tramposo jefe del PSOE e hiciera sonar ya las alarmas, viendo la abominación que Sánchez y compinches perpetran en España.
Pero no lo creo, porque esos eurodiputados viven como ‘maharajás’ y más pendientes de sus dietas, cenas con trufa y sueldazos que de la Justicia o la Libertad en Europa.
Cuando se goza de un sueldo de 15.000 euros al mes, coche oficial, viajes pagados y la opción de colocar entre tu personal a parientes, amigos y amantes, con un presupuesto de 26.000 euros al mes, hay que ser muy cabal y digno para meterse en berenjenales. 
Tenemos que convertir la amnistía anticonstitucional y la invasión del Poder Judicial en un problema también europeo. Montar una escandalera

Recomendada