hace 8 meses

Hugo Pereira: “El espionaje a Sánchez y Robles con Pegasus parece una mentira más del Gobierno”

Periodista Digital
Periodista Digital
"Tanto miente el Gobierno de Pedro Sánchez que dudamos. Y es que las formas y el montaje ha sido tan burdo, que nos hace pensar que estamos ante lo que parece una nueva cortina de humo del Ejecutivo".

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, desveló que el Presidente, Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles, habrían sido espiados a través del sistema ‘Pegasus’. De acuerdo a la explicación dada por el portavoz, fueron infectados en mayo y junio de 2021. "Casualmente, cuando ocurrió la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que fue atendido por Covid en un hospital en Logroño", que generó una mini 'guerra fría' con Marruecos.

Pero no son solo las "casualidades", es que la falta de respuestas a las preguntas más básicas es : ¿Quién ordenó el supuesto espionaje? ¿Cómo fueron infectados los teléfonos de Sánchez y Robles, nada más y nada menos que los móviles del Presidente y de la Ministra de Defensa, que son revisados constantemente? ¿Por qué el Gobierno ha tardado casi un año en desvelar lo ocurrido? Preguntas importantes que se quedaron sin respuesta durante la rueda de prensa de Bolaños.

Y por último, las incongruencias: Bolaños habla de dos volcados de información, uno de 2,7 gigas y otro de 130 megas pero ‘Pegasus’ no funciona así. Como lo explican muchos expertos en ciberseguridad, el sistema no vuelca paquetes, infecta al dispositivo y se queda ‘a la escucha’. Todo lo que entra y sale puede ser visto por los hackers. Entonces, "una de dos: o nos están mintiendo o no saben cómo funciona el sistema ‘Pegasus’".

Desde el Gobierno, señalan que el espionaje vino de “una acción exterior”, y aunque no fue explícito, se especula que habría sido Marruecos el culpable. De ser así, ¿han conseguido alguna importación importante? ¿Esta es la razón del cambio de postura con el Sáhara?.

Este montaje del Gobierno deja más preguntas que respuestas y la sensación es que este anuncio no es más que una estratagema para hacerse la víctima en la polémica desatada por el espionaje, justificado, efectuado por el CNI a los golpistas catalanes, y ganarse la confianza de los separatistas que siguen molestos por haber sido espiados.

Pero este anuncio tiene una lectura más: Sánchez intercambia la cabeza de Margarita Robles, por la de la directora del CNI, Paz Esteban López, una reconocida funcionaria que lleva décadas trabajando al servicio de la inteligencia española.

De nuevo, más preguntas sin respuestas. Como es habitual en el jefe del Ejecutivo.

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos